Todos nuestros muebles superan rigurosas pruebas de calidad, garantizándole muebles confortables, duraderos y confiables que lo harán sentir satisfecho. Aquí le ofrecemos algunos consejos prácticos para garantizar la durabilidad de los muebles.

 

Lo que debo hacer:

  • Se recomienda una limpieza periódica para mantener una excelente apariencia del tapizado, utilice una solución jabonosa suave y retírela completamente usando una tela blanca húmeda, por ningún motivo use cepillos, esponjilla, ni trapos sucios que puedan desteñir o deteriorar las fibras de la tela.
  • En la parte de la madera, limpie con un trapo húmedo, luego seque totalmente, en ningún caso coloque artículos demasiado calientes o fríos, ya que estos pueden alterar las pinturas y lacasdel mueble.
  • Limpie inmediatamente el cromo con vinagre blanco si queda expuesto al agua o quites las marcas rebeldes con una solución de bicarbonato de soda y agua caliente.

 

Lo que no debo hacer:

  • No limpie con solventes como thinner, varsol, acetona, alcohol, blanqueadores, ceras, siliconas ya que estos ocasionan daños permanentes en el material del tapizado.
  • Evite que sus muebles queden expuestos al contacto con bronceadores, tinturas, trazos con bolígrafos u otras grasas, estas pueden ser absorbidas causando una mancha permanente.
  • No exponga el mueble a la luz solar, directa o indirectamente, recuerde que esto deteriora y acorta su tiempo de duración.
  • No se siente en los brazos y/o en el espaldar de la silla.
  • No exponga el mueble al agua y/o a la humedad.

 

Como lo debo limpiar:

  • Método 1: Café, jugos, vino tinto, chocolate, grasa, crayola.
    Limpiar o remover la mancha con un trapo húmedo.
    Limpiar la mancha con una solución de agua en limpiador líquido tipo shampoo, diluya según las instrucciones.
    Enjuagar con un trapo humedecido hasta retirar por completo los excesos, secar la superficie.
  • Método 2: Maquillaje, tinturas, manchas persistentes.
    Usar una solución al 0.5% de agua con hipoclorito de sodio, limpiar con un trapo húmedo hasta retirar totalmente los excesos. Secar.